La luna y la intención (I)

¡Qué difícil a veces encontrar el camino! Saber lo que es bueno para uno, librarse de engaños, de vacíos, frenos o inseguridades…Reflexionemos un poco: lo importante para armonizar con nuestros propósitos es fundamentar los cimientos de nuestras vidas en la intención que ponemos en las cosas o personas, y no tanto de las expectativas que ponemos sobre ellas. Pensadlo bien: éstas, las expectativas, están más sujetas a condicionamientos externos, dependen más de los demás o de circunstancias más volátiles o que no discernimos con toda la claridad que quisiéramos. Sin embargo, cuando nos concentramos en la intención que ponemos en las cosas, el cuento cambia. Pero lo hace porque en realidad somos nosotros los que hemos cambiado, haciendo que todo cambie a nuestro alrededor. Sin percibirlo conscientemente hemos alineado el eje de nuestra vida con el de nuestros propósitos y sobreviene la sensación de que las cosas, simplemente, funcionan. Esto forma parte de un proceso más emocional que racional ya que la clave está en la intuición, en escuchar a nuestro corazón, en encender la luminaria interior (Luna) que ilumina nuestra capacidad de discernir y sentir reflejando la gran luz exterior (Sol) que mantiene todo en constante movimiento, que da vida y sentido a todo. Por eso cuando hablamos de despertar esa luz sagrada en nosotros, esa energía que nos nutre y nos comprende, estamos hablando de la Luna.

luna

Para comprenderla, comencemos por lo más sencillo: lo primero, debemos conocer la ubicación de la Luna en nuestra carta natal, para ir asimilando más tarde las claves que nos proporcionan sus respectivas fases sucediéndose imparables desde el momento de nuestro nacimiento –nueva, creciente, llena y menguante-, mientras además recorre a razón de 1 signo zodiacal cada 2 días y medio aproximadamente. Imaginad: primero visualizaremos a una mujer –la luna es arquetipo femenino por excelencia- con una indumentaria que le sienta como un guante y con un look con el que se siente plenamente identificada. Esta mujer además tiene un armario con 12 atuendos distintos (los signos del zodiaco que recorre) y además cada semana cambia de carácter y se expresa en consecuencia: de discreta y meditativa en el caso de la Luna nueva a expansiva y brillante en el caso de la Luna llena, con sus matices intermedios. Estamos simplificando, claro está, pero esto nos servirá para entender al astro en toda su versatilidad.

El sistema solar en danza

Como parte fundamental de la Astrología está la comprensión de la mecánica planetaria. Te propongo en esta entrada un viaje virtual al Espacio para contemplar la fascinante danza del universo. Tomen asiento que empieza el espectáculo. Primero unas nociones de Física: el Sistema Solar gira en torno al centro de la galaxia con una periodicidad de 226 millones de años. Por su parte, tradicionalmente se ha considerado que este movimiento rotatorio de los planetas y demás cuerpos celestes del Sistema era fijo en un plano, entorno a la estrella Sol, que se mantenía en posición estática. Pero en los últimos tiempos, sorprendentes descubrimientos científicos de Mecánica Cuántica desvelan que el Universo conforma un patrón fractal del que nuestra galaxia y Sistema Solar no es ajeno. Más aún, éste se desplaza a un vertiginoso ritmo de aproximadamente unos 220 km/hora mientras va dibujando ondas que se desplazan en su ciclo rotatorio a modo de espiral que avanza en una dirección concreta. La conclusión, por sorprendente que pueda parecer, es que el Sol se mueve en una dirección y arrastra consigo a todos los planetas y cuerpos celestes contenidos en su sistema. Veamos una recreación de este desplazamiento:

Como veis, se trata de un gran baile en el que los planetas y estrellas se expanden por el universo hasta límites fuera de nuestra comprensión. El Hombre, desde antiguo, ha encontrado la forma de expresar con su cuerpo un correlato con el movimiento del Universo. Esta sorprendente analogía existe en danzas ancestrales africanas, y especialmente en la de los giróvagos derviches, quienes reproducen en su danza circular el movimiento de los cuerpos celestes entorno a un eje, el Sol, mediante giros y desplazamientos constantes. He aquí una recreación del giro derviche, una  hipnótica y bella expresión artística de Banafsheh Sayyad, reconocida bailarina y coreógrafa persa radicada en EEUU. Existen muchas muestras de giro derviche tradicional, pero escasísimas protagonizadas por mujeres; he querido aproximaros a esta rareza que, personalmente, me cautiva.

Fascinante correlato entre el movimiento de los cuerpos celestes y su inspiradora versión en danza, extáticas imágenes, parecen de otro mundo ¿verdad? En realidad, pertenecen al mismo, pero a escala. Con esta pequeña aproximación a las analogías entre «lo que está arriba y lo que está abajo» hemos querido plasmar parte de lo que evoca en nosotros la pasión por la Astrología. Girad, uníos al Cosmos, sintonizad con él y abríos a las sincronías que nos ofrece a cada paso.

Qué es Mediocielo.es (2)

Continuación de Qué es Medio Cielo (parte I)

A modo de metáfora, en Medio Cielo me gustaría dejar clara que la Astrología no es ninguna feria y que los astrólogos profesionales no venden «crecepelos», a pesar del intrusismo existente, como en todos los ámbitos profesionales. Por el contrario, desde mi óptica la Astrología no es esoterismo o pura moda new age, sino ley matemática, una dinámica permanente de sincronicidad, anticipatoria y retrospectiva al mismo tiempo. Una potente herramienta de autoconocimiento y de conocimiento del entorno, de las Leyes Naturales y sus ciclos.

orbes
Astronomía medieval

Una especie de «cosmobiología» en el sentido de que la Astrología permite dilucidar la correlación entre Cosmos y Bios, entre un Todo universal y lo Universal que existe en todas las cosas.

Con un lenguaje específico, traduce e interpreta estas relaciones mediante el símbolo, el arquetipo, para su plena comprensión. Por eso revisitamos este saber ancestral para aplicarlo a la sociedad moderna depurándolo de supercherías o «charlatanería». Defiendo a cuchillo un tipo de saber y un estilo de vida que conecta puramente con la intuición y la visión periférica. Simplemente enfoco este saber tradicional bajo una nueva luz contemporánea para liberarla de los clichés y cierto oscurantismo que la ha venido desvirtuando de modo que, una vez conozcas y te familiarices con los recursos que te ofrece, te pueda servir como canal de autoconocimiento y crecimiento personal en la misma línea que lo pueden hacer el yoga, la meditación, la filosofía, la psicología o la expresión artística, por ejemplo.

Empoderamiento (palabritagenuino, si utilizamos un concepto actual. Más aún, puede llegar a ser el recurso de coaching más íntegro y personal que puedes hallar, labrado por ti mismo/a cada vez que integras cada experiencia vital toda vez que comprendes las energías que entran en juego. Ser el mejor mentor de ti mismo/a es posible, aunque laborioso. Sin duda apasionante a cada paso. Conócete y libérate. Lo dicho, te hablo de un salir a la luz. Abrir tu mente y dejarte sorprender. Por eso Medio Cielo es también sinónimo de dignificación y creatividad. Acción en el mundo.

Qué es Mediocielo.es (parte 1)

El mapa del firmamento para cada persona obtenido a partir de su fecha y lugar de nacimiento se representa con el trazo de un círculo imaginario que forman las constelaciones zodiacales. Fruto de unas intersecciones geométricas concretas, el término Medio Cielo designa al punto más alto de ese círculo y corona lo alto del cielo en la carta astral de todos nosotros, es un punto de referencia allá en lo alto del cielo diurno, al igual que la Estrella Polar marca un centro orbital en el cielo nocturno.

cielo estrellado
«Noche estrellada sobre el Ródano», de V. Van Gogh

He escogido este punto de la carta natal para este blog porque:

El Medio Cielo representa un escenario de culminación, una especie de zénit, el punto álgido de las aspiraciones vocacionales y logros personales en el medio en el que nos desenvolvemos. Un salir a la luz. La energía de la materialización, principalmente de logros y reconocimientos y la dinámica que entra en juego en nuestras vidas en la lucha por conseguirlos. El lugar más visible, la vertiente pública, la cara vista de algo o alguien.

Desde un enfoque que pretende ser enriquecedor, no he creado con Medio Cielo un blog de contenidos predictivos, ni un dispensador de significados al uso, sino que deseo hablar de Astrología sin apostarme en su defensa o su demonización sobre su categoría ontológica, sino simplemente poner el foco en su pertinencia y validez como método de aproximación a la realidad. Soy de quienes piensan que la Astrología tiene una enorme utilidad en la vida, orienta en la toma de decisiones, da las claves en el análisis de acontecimientos, da comprensión y lucidez en los momentos críticos y puede potenciar y catalizar la superación de retos personales. Reivindico la Astrología como poderosa herramienta para ayudarnos y permitirnos ayudar a los demás. Aprender y enseñar.

La eficacia, la pertinencia de la Astrología es demostrable.

Al menos, si no lo has hecho ya, has de probar para poder opinar.

Accede aquí para continuar