El Carisma es de Venus

Me ha dado por investigar sobre el Carisma y su correlato astrológico, que no tenía identificado, os comparto:

«Carisma» es un término griego antiguo que inicialmente ganó prominencia a través de las cartas de san Pablo en las comunidades cristianas emergentes en el primer siglo dC. En este contexto, generalmente se refería a un «don» de origen divino que demostraba la autoridad de Dios dentro de los primeros líderes de la Iglesia. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Autoridad_carism%C3%A1tica

Max Weber tomó esta noción teológica y la generalizó, él habla de autoridad carismática, un concepto relacionado con el liderazgo que implica un tipo de organización o un tipo de liderazgo en el que autoridad deriva del carisma del líder. Pero dejemos estos apuntes de sociología para irnos centrando en astrología.

Profundizando en el concepto de carisma y su correlato en los arquetipos astrológicos expresados por los planetas cabría preguntarse de dónde mana el carisma de una persona.  Si lo asimilamos a brillo, podríamos pensar que del Sol. Si pensamos en el carisma como autoridad imbatible , Marte podría encarnar el arquetipo, pero no encaja mucho, porque marte busca imponerse.

Veamos la definición del término «carisma», según la RAE: Cualidad o don natural que tiene una persona para atraer a los demás por su presencia, su palabra o su personalidad.

Ahora veamos también su etimología: Del lat. tardío charisma, y este del gr. χάρισμα chárisma, der. de χαρίζεσθαι charízesthai ‘agradar’, ‘hacer favores’. Forma latinizada del griego kharisma «favor, don divino», de kharizesthai «mostrar favor a», de kharis «gracia, belleza, bondad».

                                                               Venus! El carisma es de Venus!!!!

Analizar a Venus en tu carta te indicará cómo expresas carisma. Cómo arrojas luz sobre lo que te hace magnéticx y ver tu cuota de carisma.

Un Venus pisciano habla de lo imaginal, los sueños, el amor desapegado, el arte, el entusiasmo, dios dentro, la inspiración en el amor despierta a la poeta y le arranca versos improvisados por la magnificancia en el desborde de lo vivido en la entrega incondicinal, en la fusión, en la sensibilidad extrema, la última sensibilidad. Venus es el proceso de refinamiento. Con el tiempo, el refinamiento se convierte en sabiduría y sensibilidad.

Identificamos nuestro carisma reflexionando sobre lo que amamos y encontramos encantador. Este es el comienzo de nuestra relación con la belleza. El carisma sería nuestra capacidad de atraer. Para ello es necesario aprender a refinar el gusto, un proceso que lleva tiempo. Aprender a desarrollar y expresar el propio gusto lleva su tiempo.

¿Desconectadx de tu carisma? Desconectadx de Venus. La cosa va de afinidades, la afinidad de unx con aquello que admira y valora dentro de unx mismx. Irradias carisma cuando te sientes cómodo con lo que disfrutas y amas. Es un derroche natural y sin restricciones, más inconsciente que artificial o impostado.

Conéctate a tu Venus…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *