Marte retro: la ley del deseo

Marte es el arquetipo del impulso, de la acción. Es ignición, lucha y decisión, fuego, avance en línea recta y a toda costa, no importan las consecuencias. Es el deseo que se mueve y va a por algo. Venus, el otro planeta que nos habla del deseo, encarna el deseo que atrae algo. La fuerza de atracción. Venus recibe al deseo mientras que Marte lo emana.

Normalmente los planetas lentos, llamados transpersonales (los más alejados del Sol) son los cuerpos celestes que representan acontecimientos que tienen la capacidad de transformar la realidad a gran escala y nuestra vida a más largo plazo. A diferencia de ellos, los planetas más rápidos, orbitando más cerca del Sol, son llamados “personales” en el sentido de que su influencia abarca radios de acción más próximos, con efectos a pequeña escala (doméstica, con manifestaciones inmediatas y perceptibles), y también con efectos menos duraderos, anecdóticos en algunos casos.

Bien, pues Marte es un planeta rápido, personal, y su órbita es tan rápida que pasa de media entorno a mes y medio en un signo zodiacal.

Pero en este atípico 2020 Marte, dios ”menor” al que rendir la ofrenda del deseo personal que se desea catapultar al futuro, resulta que realiza un movimiento completamente atípico, en coherencia energética con este año tan bizarro. Y es que se pasa ni más ni menos que 6 (seis, sí) meses en un mismo signo. Pero es que además no lo hace en un signo cualquiera, sino que lo hace en su casa. En el signo de Aries (recordemos que Marte rige a Aries, es decir, allí gobierna a sus anchas, está fuerte).

La energía de Marte tiene dos polos, muy destructiva y muy constructiva, por eso exige un mayor grado de conciencia. Marte en Aries se expresa de una forma libre y sin filtros. Aries es el primer signo del zodiaco, nos habla de los inicios. Marte es deseo, inicia un deseo. Inicia nuestra voluntad orientada sin rodeos hacia nuestra pasión ¿Cuánto inviertes (tiempo, atención, recursos internos), respecto a tus pasiones? ¿Qué haces para movilizar, para poner en movimiento aquello que te mueve por dentro? En el movimiento hacia lo que queremos, recuerda que el ingrediente fuerte es el deseo, tu pasión, y el segundo es la voluntad. Ganas de hacer.

Otra toma de conciencia que nos exige este tránsito de marte es cómo nos percibimos a nosotros mismos separados del entorno. De qué manera nos sentimos con derecho a tener nuestros propios deseos, a tener formas genuinas y propias de actuar en el mundo diferenciadas del entorno o de lo que hemos sido hasta ahora.

Este Marte retro de octubre y noviembre, trae buena energía para meditar sobre nuestra independencia en distintas áreas de vida: somos dependientes a nivel emocional, espiritual, ¿dependemos de la aprobación, las verdades la genuinidad de otros? O, la otra gran pregunta, ¿hasta qué punto deseo lo que deseo por convención, dejándome llevar, o por convencimiento, por el conocimiento que tengo de mis verdadera naturaleza?

Veamos el calendario que va a marcar la pauta del último tramo del año en cuanto a la energía del deseo que emana (Marte):

Marte entró en Aries el 28 de junio con movimiento directos, después de formar en el cielo aspecto tensos (cuadraturas) con Júpiter, Saturno y Plutón. Marte comenzó su retrogradación  el 10 de septiembre en conjunción a Lilith y Kirón (que también están en Aries). Arrancará directo el 13 de noviembre y saldrá del signo de Aries el 7 de enero de 2021. Hay tiempo para decidir a la conquista de qué quieres ir. No corras en pleno Marte retro, que no hay necesidad. Deja que actúe el Sol en libra, que acaba de entrar en este signo cardinal, y el impulso déjaselo a él, que es el que manda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *