Fractales, patrones geométricos y Astrología

Los patrones existentes en las “estructuras” en el cielo, y en toda la naturaleza en general, siempre han sido objeto de admiración. Las galaxias, la división celular, el rayo que precede al trueno o incluso las “insignificantes” nubes que recorren el cielo responden a esos patrones incógnitos en su día, predecibles en la actualidad. Para nosotros, observadores desde la Tierra, durante milenios esta admiración estuvo marcada por el sobrecogimiento o el temor, la magia, la superstición o sentimiento religioso. Hoy en día, hemos dejado pasar la admiración, el sobrecogimiento, el temor o superstición para dar paso a la convención, para explicar (racionalizar), predecir y reproducir en laboratorio todo tipo de fenómenos naturales. La teoría matemático-física de sistemas, la teoría del caos y su más divulgado filón: el patrón geométrico fractal existente en TODO, trajeron consigo la aceptación masiva de la existencia de dimensiones auto-referenciales o análogas entre sí. Una especie de actualización de la fórmula alquímica “lo que está arriba está abajo” o “lo que está fuera está dentro”. ¿Me acompañas y lo compruebas por tí mismo/a?

Así es como, en pleno siglo XXI, las llamadas correspondencias astrológicas y el principio acausal de SINCRONÍA (o coincidencia), un principio elemental en el que se fundamenta la Astrología, están más vivas que nunca en términos de pertinencia. Así, cuando los astrólogos identificamos una correspondencia entre el cosmos y el ser y su circunstancia, cuando hallamos una correlación entre lo celestial y lo terrenal, sencillamente estamos aislando “en laboratorio” una expresión de la totalidad, del caos, de aquellos antiguos patrones incógnitos que mencionábamos arriba. Atención que estamos hablando desde de la ciencia, usando su método y lenguaje. El modelo científico, la forma en que la ciencia ha elaborado siempre sus teorías (modelos predictivos) es a partir de la observación, la recogida de datos, su posterior análisis, y creación de la teoría correspondiente. En ocasiones, sin ser posible objetivar datos a partir de una realidad plenamente observable (véase el concepto matemático de infinito y la gran paradoja de que es demostrable –matemáticamente, a base de fórmulas interminables- que un infinito puede ser más grande que otro). La ciencia actualmente ha desplazado su foco de atención del más rígido mecanicismo hasta un paradigma holístico más abierto, más real. Quizás no estemos lejos del día en que la Astrología sea considerada una “geometría fractal de la vida”, como defendió ya en 1999 Michelle Jacobs en un artículo publicado por NCGR Journal, y regrese a las Universidades, de donde la echaron en el siglo XVII. Firmo este post con una animación fractal de la órbita de Júpiter en su movimiento de rotación, traslación y con sus retrogradaciones. ¿Ciencia? ¿Arte?

Fractal de la órbita de Júpiter (c) The Cosmic Intelligence Agency

Decálogo de la Superluna

La luna llena del 14 de noviembre de 2016 es definitivamente una superluna. La veremos un 30% más brillante y un 14% más grande. Hasta el 25 de noviembre de 2034 no tendremos otra cita con ella: se trata de la posición más cercana a la tierra del satélite en los últimos últimos 70 años. Quien tenga una selenita en casa, se asegura una carga magnífica si la baña a la luz de esta superluna.

superluna

Esta luna conecta el eje fijo Tauro-Escorpio / Tierra- Agua con un gran poder de manifestación, de corporeidad. A través del Primer Rayo de Voluntad y Propósito proyecta sobre nosotros un nuevo arquetipo de valores humanos, que impregnará la realidad en su aspecto social y económico, revelando una gran tensión entre lo caduco y lo por-venir. Esta luna nos habla de la regeneración de los principios básicos, renovar nuestro compromiso con nuestros sistema de valores y creencias entendidas como posesiones adquiridas, no heredadas. La necesidad de responsabilizarnos  y comprometernos con la verdad, con la chispa que enciende conciencias. Esta superluna nos llama a elegir. Algo así como si el foco de la superluna iluminara nuestro sentido de la “misión”, el concepto que tenemos de nuestra propia coherencia en relación con nuestro propósito en la vida, acentuándolo, revisándolo. Haciéndonos cargo de él. Transformándolo (no olvidemos que la luna llena en Tauro proyecta la sombra equivalente en Escorpio, por lo que cabe esperar crisis, miedos. Los refugios antiguos dejan de valer a la luz de la superluna.

El proceso de esta manifestación culminará en un ciclo de aproximadamente 6 meses, hasta abril de 2017. Apúntalo y sorpréndete. Algo que se mueve estos días se manifestará en esa época.

Es hora de poner pies en tierra firme: la superluna en Tauro nos lo pone fácil.

La luz reflectaría de la luna ilumina el sector del cielo habitado por la constelación del tenaz Toro. Se impone la necesidad de afilar bien las aristas de nuestra toma de conciencia, de nuestro “hacernos cargo” de todo lo que tengamos entre manos. Es la hora de la responsabilidad, de la “toma de tierra” que nos permita empoderarnos y convertirnos en imbatibles portavoces de aquello en lo que más creemos, de nuestras creencias y motivaciones más profundas. Más aún si estaban ocultas a los demás (el signo contrario a Tauro así nos invita: Escorpio).

A nivel colectivo, sea cual sea nuestro signo solar, podemos hacer uso de la firmeza y la imbatibilidad de Tauro y elegir no callarnos ante las injusticias. Otra reacción que puede darse es la del cambio y la energía enraizadora de Tauro ayudará en ese caso a las personas que hayan estado confundidas o indecisas; les aportará estabilidad en torno a un eje, por así decir.

En lo personal, esta superluna también puede contribuir a catalizar objetivos personales por los que se ha luchado duro en los últimos 6 meses, con resultados que se proyectarán en el marco de los 6 meses siguientes. Quien haya puesto la mira en un objetivo concreto, es muy probable que en estos días próximos a la lunación se den las circunstancias o el estado interior favorable para darle un impulso con fuerzas renovadas. Una buena cornada, vaya. El regente de Tauro, Venus, invita a disfrutar de la naturaleza si es posible. Si esto no fuera posible, activa la energía de Venus permitiéndote una pequeña auto-indulgencia de tipo “sensual” y recrea tus sentidos con adquisiciones bellas o que te satisfagan, con un masaje, una comida exquisita, dejarse caer en los brazos de cupido… No son equivalentes, pero ambas cumplen una función similar a este efecto.

Hay que tener presente que cada luna llena, sin importar la constelación que la enmarca, marca tiempo de cosecha. De recolección de aquello que fue sembrado en la luna nueva del sexto mes anterior. Así pues, toma un calendario y párate a pensar por un instante qué ocurrió o se manifestó en la luna nueva de mayo de 2016, porque estará recogiendo ahora su fruto. Puede que no te surja de inmediato el recuerdo de mayo, pero terminará por hacerlo, medita sobre ello y llegará como un eureka. Y ya que estamos con el calendario en mano, no está de más recordar también que la energía de recolección de esta luna de noviembre se prolonga durante las 2 semanas posteriores al perigeo. Por lo tanto, estemos bien atentos: tenemos todo el resto de noviembre para reconocer y estar receptivos para la cosecha. ¡A remangarse y a ver qué fruto madura en los próximos 6 meses!

Para terminar, un matiz a modo de recomendación: el Toro es fijeza, pero también fiereza. Guardémonos de personas o actos extremos. Especialmente en los contextos o escenarios donde es previsible que las personas defiendan férreamente sus posiciones, ya que existe el riesgo de que la voluntad dialogante entre las personas sea poco productiva. Es tiempo en que las personas se aferran a sus principios. Por eso, precaución.

Cómo alinearse con la energía de la superluna en tauro estos días. Te ofrecemos un pequeño decálogo:

  1. Sigue las reglas. Obedece las señales.

El pragmatismo de Tauro invita a no innovar de forma irreflexiva: sé honesto y humilde y construye o cambia tu realidad con pasos firmes y serenos. No «embistas» a tu realidad porque muy probablemente te la pegarás y tu esfuerzo no habrá servido para nada.

obedezca las señales

  1. Pon en práctica la máxima de “estar presente”.

Puede que estemos cansados de leer en nuestros textos de cabecera o de escuchar a nuestro monitor de yoga hablar del instante, del presente, etc. Bien, estos días prueba a dejar de leer o hablar sobre ello, deja de intelectualizarlo y practícalo de forma radical. Esta superluna te ayudará a encontrar belleza, trascendencia, verdad…, en lo cotidiano, en lo práctico, en la rutina, en el «ir haciendo» cosas.

  1. Armoniza con tu parte material.

Bien, vamos a dar por supuesto que inviertes infinidad de tiempo y recursos en refinar tu frecuencia de onda en todo tipo de terapias y herramientas new age para vivir súper-espiritualmente pero… seamos realistas: tienes un cuerpo, necesitas dinero, vives en la época del clímax de la civilización consumista/capitalista… pero no te preocupes, esta superluna te permite armonizar esta dura realidad material con tu espiritualidad. Tauro nos viene a decir que el dinero, el lujo, lo que entendemos por el “valor de las cosas” es también una forma de energía que, como toda, tiene sus correlatos. Esta superluna en el signo más materialista del zodiaco te dice que no has de temer por la escasez de dinero, por ejemplo, porque el dinero es también una manifestación de un tipo concreto de energía, que se puede correlacionar por ejemplo con uno de sus atributos equivalentes: la elegancia, el refinamiento. De acuerdo, no comemos “elegancia”, el “refinamiento” no nos paga las facturas, pero sí nos permite SENTIR y armonizar. Limpiar el canal por donde esa energía (y sus afines) se canaliza y MANIFIESTA. Así que, limpio el canal, abierta la puerta. Una vez dinamizada esa parcela quedamos listos para recibir. Pide (es decir, reza, medita, comoquiera que lo llames) y se te dará. Porque sencillamente lo que sea que necesites encontrará el canal mediante el que hacerse posible, si es cierto que lo necesitas. Toma conciencia de que somos seres espirituales teniendo la experiencia de ser humanos. De todo lo demás, somos meros espectadores. Medita sobre ello.

  1. Si tienes dudas, fíate de tu instinto animal taurino

El sensual tauro percibe más allá de lo que es visible. La energía taurina está especialmente conectada con el sentido del olfato y el gusto (rige parte inferior de la cabeza, garganta y cuello). Estos días, fíate de cómo te “huele” algo y acertarás.

  1. Grítalo a los 4 vientos.

Esta luna es muy expresiva ya que Tauro rige la garganta, decíamos, y su chacra correspondiente. Es un buen momento para expresar a alguien lo que realmente somos o sentimos. Hacer pública la causa de una campaña personal concreta. Salir del armario. Pero con tacto, recuerda que las lunas llenas siempre amplifican y exaltan ánimos. Marcan días de altísima implicación emocional. Evita hacer daño con tu sinceridad o tu secreto revelado.

domestika-onboard-6-9306676673c8d84424872e5a51b2d927

  1. Refuerza tus valores

¿Para qué vales realmente? Defiende tu autoestima y tus valores propios y aprovecha esta superluna para dar forma a tu vida y para dirigirla hacia dónde quieres. Eso sí, Tauro pide la coherencia del signo fijo: asegúrate de practicar lo que “predicas” y si estás en proceso y aún no estás muy seguro o firme en tus ideas o rumbo de vida, crea un mantra específico para la ocasión que te ayude a tener firmeza sobre ello.

  1. Evita simplificar la realidad

“No te fíes de las apariencias”, invita esta luna. En efecto, puede darse la energía (estando el sol en el indagador Escorpio), de querer dejar expuesto lo que de verdad hay debajo de las cosas. Esta superluna nos saca de nuestra zona de confort con lo establecido para movernos hacia un terreno un poco incómodo en el que preguntarnos realmente qué hay detrás de lo que vemos. No caigamos en un enfoque demasiado rígido al respecto, las cosas no son blancas o negras.

8 Si puedes, corre a abrazar un árbol centenario

Porque nada representa mejor la vibración de estabilidad y permanencia de Tauro que la raíz penetrando y nutriéndose de la tierra a la que da agarre. Intenta absorber la vibración de estabilidad, seguridad, fertilidad, abundancia y capacidad de regeneración que te puede aportar abrazar a un árbol centenario. Si no tienes ese tótem sagrado cerca, imprímetelo, visualízalo, haz lo que sea para tenerlo presente de algún modo.

arbol-centenario

*Luna llena en Tauro: lunes 14 de noviembre 2016. Hora: 14:52h en Barcelona a 22º37 con el Sol a 22º 37 de Escorpio.

La Luna y la intención (II)

La Luna y la intención (continuación).

Comprendamos algo más para dar el siguiente paso: cada vez que nos sentimos amenazados por algo, inquietos, desamparados, al límite, fuera de nuestra zona de confort, consciente o inconscientemente- por atracción o repulsión, en función de cómo tengamos integrada esa energía- buscamos la ayuda de los patrones energéticos que quedaron impresos en nuestra personalidad mediante el sello de nuestra luna natal. De ahí la importancia de comprenderla –trabajarla, como dicen los terapeutas, a mí me encanta ese término, me recuerda a amasar…-, conocer el tipo de energía que manifiesta según su posición para poder identificarla y agarrarnos a ella como una tabla de salvación en momentos de zozobra. La única forma de hallarla y usarla es activamente, reconociéndola con la intención, y no pasivamente con la expectativa. Esto podría chocar con la naturaleza receptiva de la Luna, que puede llevar a la confusión de que su naturaleza es estática. No señor. Pocos astros hay más dinámicos que la cambiante luna. Por eso pide (nuestro) movimiento. Para sobrevivir a esos momentos difíciles, para que nos hagan la menor mella posible, hemos de desplazar nuestro pensamiento y acción hacia el lugar que ocupa nuestra luna natal, hacia el tipo de energía que transmite y canaliza en nuestras vidas. Al principio será un ejercicio consciente que requerirá constancia hasta que quede automatizado. Después, con el tiempo lograremos hacerlo sin esfuerzo, sin resistencias, sin pensar. Habremos integrado esa energía de «primeros auxilios», habremos alcanzado la línea de flotación inicial. Después, en función del problema o drama entrarán otras energías planetarias en juego para hacernos evolucionar y comprender la verdadera magnitud de la situación o conflicto que nos afecta.

mujer_con_luna_blanco_y_negroEl desplazamiento intencional hacia esa energía nutritiva que nos reconforta y cuida con amor maternal, desinteresado y certero, sencillamente transformará nuestras expectativas, alineándolas con lo que “debe” suceder en cada momento porque estaremos preparados para ello, en lugar de desear y frustrarnos por no lograr cualquier otra cosa para la que no estamos preparados o que sencillamente no terminar de llegar porque realmente no lo deseamos de corazón, de forma genuina y auténtica, sino que es sólo nuestro ego o personalidad superficial siempre cambiante la que lo desea. Ya se sabe, uno atrae lo que es no lo que uno será. No puedo pedir algo que no puedo recibir. No puedo contener algo para lo que no tengo el recipiente adecuado. Se me escapará por mil grietas o sencillamente se marchará tan pronto como haya llegado a mi vida, depende del resto de la energía que esté en juego (demás planetas y su posición por signo). Si quieres conocer qué cualidad o energía te da y te pide tu luna natal, echa un vistazo a este recurso. No olvides que se trata de una información útil pero genérica, ya que en cada carta la Luna interacciona con los demás planetas de forma única y ese es un sello personalísimo e intransferible de tu personalidad.

Y recuerda, aliméntate bien emocionalmente. Pon tu intención, y no tus expectativas, en las emociones que te ayuden a ser quien quieres realmente.

Cuídate como lo haría tu mamá, porque la llevas dentro y sabe lo que necesitas.

 

La luna y la intención (I)

¡Qué difícil a veces encontrar el camino! Saber lo que es bueno para uno, librarse de engaños, de vacíos, frenos o inseguridades…Reflexionemos un poco: lo importante para armonizar con nuestros propósitos es fundamentar los cimientos de nuestras vidas en la intención que ponemos en las cosas o personas, y no tanto de las expectativas que ponemos sobre ellas. Pensadlo bien: éstas, las expectativas, están más sujetas a condicionamientos externos, dependen más de los demás o de circunstancias más volátiles o que no discernimos con toda la claridad que quisiéramos. Sin embargo, cuando nos concentramos en la intención que ponemos en las cosas, el cuento cambia. Pero lo hace porque en realidad somos nosotros los que hemos cambiado, haciendo que todo cambie a nuestro alrededor. Sin percibirlo conscientemente hemos alineado el eje de nuestra vida con el de nuestros propósitos y sobreviene la sensación de que las cosas, simplemente, funcionan. Esto forma parte de un proceso más emocional que racional ya que la clave está en la intuición, en escuchar a nuestro corazón, en encender la luminaria interior (Luna) que ilumina nuestra capacidad de discernir y sentir reflejando la gran luz exterior (Sol) que mantiene todo en constante movimiento, que da vida y sentido a todo. Por eso cuando hablamos de despertar esa luz sagrada en nosotros, esa energía que nos nutre y nos comprende, estamos hablando de la Luna.

luna

Para comprenderla, comencemos por lo más sencillo: lo primero, debemos conocer la ubicación de la Luna en nuestra carta natal, para ir asimilando más tarde las claves que nos proporcionan sus respectivas fases sucediéndose imparables desde el momento de nuestro nacimiento –nueva, creciente, llena y menguante-, mientras además recorre a razón de 1 signo zodiacal cada 2 días y medio aproximadamente. Imaginad: primero visualizaremos a una mujer –la luna es arquetipo femenino por excelencia- con una indumentaria que le sienta como un guante y con un look con el que se siente plenamente identificada. Esta mujer además tiene un armario con 12 atuendos distintos (los signos del zodiaco que recorre) y además cada semana cambia de carácter y se expresa en consecuencia: de discreta y meditativa en el caso de la Luna nueva a expansiva y brillante en el caso de la Luna llena, con sus matices intermedios. Estamos simplificando, claro está, pero esto nos servirá para entender al astro en toda su versatilidad.

El sistema solar en danza

Como parte fundamental de la Astrología está la comprensión de la mecánica planetaria. Te propongo en esta entrada un viaje virtual al Espacio para contemplar la fascinante danza del universo. Tomen asiento que empieza el espectáculo. Primero unas nociones de Física: el Sistema Solar gira en torno al centro de la galaxia con una periodicidad de 226 millones de años. Por su parte, tradicionalmente se ha considerado que este movimiento rotatorio de los planetas y demás cuerpos celestes del Sistema era fijo en un plano, entorno a la estrella Sol, que se mantenía en posición estática. Pero en los últimos tiempos, sorprendentes descubrimientos científicos de Mecánica Cuántica desvelan que el Universo conforma un patrón fractal del que nuestra galaxia y Sistema Solar no es ajeno. Más aún, éste se desplaza a un vertiginoso ritmo de aproximadamente unos 220 km/hora mientras va dibujando ondas que se desplazan en su ciclo rotatorio a modo de espiral que avanza en una dirección concreta. La conclusión, por sorprendente que pueda parecer, es que el Sol se mueve en una dirección y arrastra consigo a todos los planetas y cuerpos celestes contenidos en su sistema. Veamos una recreación de este desplazamiento:

Como veis, se trata de un gran baile en el que los planetas y estrellas se expanden por el universo hasta límites fuera de nuestra comprensión. El Hombre, desde antiguo, ha encontrado la forma de expresar con su cuerpo un correlato con el movimiento del Universo. Esta sorprendente analogía existe en danzas ancestrales africanas, y especialmente en la de los giróvagos derviches, quienes reproducen en su danza circular el movimiento de los cuerpos celestes entorno a un eje, el Sol, mediante giros y desplazamientos constantes. He aquí una recreación del giro derviche, una  hipnótica y bella expresión artística de Banafsheh Sayyad, reconocida bailarina y coreógrafa persa radicada en EEUU. Existen muchas muestras de giro derviche tradicional, pero escasísimas protagonizadas por mujeres; he querido aproximaros a esta rareza que, personalmente, me cautiva.

Fascinante correlato entre el movimiento de los cuerpos celestes y su inspiradora versión en danza, extáticas imágenes, parecen de otro mundo ¿verdad? En realidad, pertenecen al mismo, pero a escala. Con esta pequeña aproximación a las analogías entre «lo que está arriba y lo que está abajo» hemos querido plasmar parte de lo que evoca en nosotros la pasión por la Astrología. Girad, uníos al Cosmos, sintonizad con él y abríos a las sincronías que nos ofrece a cada paso.

Qué es Mediocielo.es (2)

Continuación de Qué es Medio Cielo (parte I)

A modo de metáfora, en Medio Cielo me gustaría dejar clara que la Astrología no es ninguna feria y que los astrólogos profesionales no venden «crecepelos», a pesar del intrusismo existente, como en todos los ámbitos profesionales. Por el contrario, desde mi óptica la Astrología no es esoterismo o pura moda new age, sino ley matemática, una dinámica permanente de sincronicidad, anticipatoria y retrospectiva al mismo tiempo. Una potente herramienta de autoconocimiento y de conocimiento del entorno, de las Leyes Naturales y sus ciclos.

orbes
Astronomía medieval

Una especie de «cosmobiología» en el sentido de que la Astrología permite dilucidar la correlación entre Cosmos y Bios, entre un Todo universal y lo Universal que existe en todas las cosas.

Con un lenguaje específico, traduce e interpreta estas relaciones mediante el símbolo, el arquetipo, para su plena comprensión. Por eso revisitamos este saber ancestral para aplicarlo a la sociedad moderna depurándolo de supercherías o «charlatanería». Defiendo a cuchillo un tipo de saber y un estilo de vida que conecta puramente con la intuición y la visión periférica. Simplemente enfoco este saber tradicional bajo una nueva luz contemporánea para liberarla de los clichés y cierto oscurantismo que la ha venido desvirtuando de modo que, una vez conozcas y te familiarices con los recursos que te ofrece, te pueda servir como canal de autoconocimiento y crecimiento personal en la misma línea que lo pueden hacer el yoga, la meditación, la filosofía, la psicología o la expresión artística, por ejemplo.

Empoderamiento (palabritagenuino, si utilizamos un concepto actual. Más aún, puede llegar a ser el recurso de coaching más íntegro y personal que puedes hallar, labrado por ti mismo/a cada vez que integras cada experiencia vital toda vez que comprendes las energías que entran en juego. Ser el mejor mentor de ti mismo/a es posible, aunque laborioso. Sin duda apasionante a cada paso. Conócete y libérate. Lo dicho, te hablo de un salir a la luz. Abrir tu mente y dejarte sorprender. Por eso Medio Cielo es también sinónimo de dignificación y creatividad. Acción en el mundo.

Qué es Mediocielo.es (parte 1)

El mapa del firmamento para cada persona obtenido a partir de su fecha y lugar de nacimiento se representa con el trazo de un círculo imaginario que forman las constelaciones zodiacales. Fruto de unas intersecciones geométricas concretas, el término Medio Cielo designa al punto más alto de ese círculo y corona lo alto del cielo en la carta astral de todos nosotros, es un punto de referencia allá en lo alto del cielo diurno, al igual que la Estrella Polar marca un centro orbital en el cielo nocturno.

cielo estrellado
«Noche estrellada sobre el Ródano», de V. Van Gogh

He escogido este punto de la carta natal para este blog porque:

El Medio Cielo representa un escenario de culminación, una especie de zénit, el punto álgido de las aspiraciones vocacionales y logros personales en el medio en el que nos desenvolvemos. Un salir a la luz. La energía de la materialización, principalmente de logros y reconocimientos y la dinámica que entra en juego en nuestras vidas en la lucha por conseguirlos. El lugar más visible, la vertiente pública, la cara vista de algo o alguien.

Desde un enfoque que pretende ser enriquecedor, no he creado con Medio Cielo un blog de contenidos predictivos, ni un dispensador de significados al uso, sino que deseo hablar de Astrología sin apostarme en su defensa o su demonización sobre su categoría ontológica, sino simplemente poner el foco en su pertinencia y validez como método de aproximación a la realidad. Soy de quienes piensan que la Astrología tiene una enorme utilidad en la vida, orienta en la toma de decisiones, da las claves en el análisis de acontecimientos, da comprensión y lucidez en los momentos críticos y puede potenciar y catalizar la superación de retos personales. Reivindico la Astrología como poderosa herramienta para ayudarnos y permitirnos ayudar a los demás. Aprender y enseñar.

La eficacia, la pertinencia de la Astrología es demostrable.

Al menos, si no lo has hecho ya, has de probar para poder opinar.

Accede aquí para continuar