Semana del 16 de enero de 2023: Luna Nueva en Acuario

Fin de la temporada Capricornio, un salir a la luz.

La luna nueva de enero, como toda luna nueva, está conjunta al sol. Y el Sol acaba de entrar en Acuario. Cambia de signo para entrar en Sagitario: aire fijo.

Para probar lo resistentes que somos, hemos estado sometidos a pruebas de Sol en Capricornio. Parece que ha terminado el periodo de prueba y llega un momento más luminoso, más despejado. El Sol en Acuario, que produce una luna nueva en Acuario.

La transición del Sol de Capricornio a Acuario se está produciendo en luna menguante, así que esta Luna Nueva del 21 de enero nos abre un ciclo de 6 meses donde veremos cerrar, terminar, menguar muchas cosas (el cúlmen será en la luna llena de Acuario del 3 de julio).

Esta semana se empiezan a abrir muchas puertas después de unos días especialmente duros, rígidos, estancados, incluso de involución (aparente). Marte nos liberó de frustraciones y de energía mal encauzada, poniéndose directo ya.

El jueves 19 de enero le toca ponerse directo a Mercurio, es esperable mayor claridad mental. La cuadratura Venus Urano del pasado fin de semana (viernes 13 de enero) ha tensionado nuestro mundo afectivo de manera disruptiva e inesperada: de repente lo que tenía valor ya no lo tiene. Pero también Urano deja de retrogradar esta semana, el domingo 22 de enero.

A partir del domingo 22 de enero, tenemos 88 días, ochentaiocho, para fluir con la energía de movimiento directo, impulsar las cosas, sacarlas adelante, ir a por ellas. Esos días son los que separan a un mercurio retrógrado del siguiente, y por esta vez, todos los demás planetas estarán directos. Además, en marzo, cambian de signo Plutón, Marte; Saturno.

Primero hay que ordenarlas, que desde mediados de diciembre de 2022 venimos bregando con las confusiones y las frustraciones. Una vez tengamos claras las ideas, tenemos 3 meses para encarrilarlas bien encarriladas, tendremos el momento perfecto para poner en marcha acciones o planes anhelados y que se han visto ralentizados durante las últimas 6 ó 7 semanas, o bien para hacer pasar a mejor vida aquellos acciones o planes que agonizaban. Primero hay que ganar claridad.

La primera mitad de la semana es cuando mercurio más pesado está, cuando no se mueve en absoluto, ni para adelante ni para atrás.

El  jueves 19 de enero:

Mercurio se pone directo. Justo cuando el Sol conjunto a Plutón (lo hace una vez al año), así que es buen momento para trabajar con la sombra, porque Plutón representa a la Sombra psicoanalítica, y el Sol conjunto significa que podemos ver en la oscuridad. Esa oscuridad que ocultamos a los demás y de la que nosotros mismos renegamos, porque nos avergüenza, porque nos causa dolor, la reprimimos y nos expñlota en la cara en forma de material psíquico proyectado.

Bien, pues todo ese material del subconsciente estará “a mano”, visible, pasará a la consciencia. Es la reunión anual entre el dios solar que te ayuda a ver con su gran linterna y el intensito guardián de las llaves del cuarto oscuro donde están guardadas las cosas que no quieres ver.

Viernes 20 de enero:

El Sol cambia a Acuario: dejamos de aprender mediante situaciones difíciles para pasar a hacerlo mediante momentos de inspiración. Abre las puertas que te han cerrado y piensa lo vivido desde una percepción diferente. Nace una nueva narrativa sin sentimientos de culpas ni pesadumbres, sino desde la libertad.

Es momento de pensar en lo que quieres DE VERDAD, porque si no despliegas esa claridad, sencillamente no funcionará la habilidad mágica interior que todos tenemos para manifestar nuestros deseos. Sin el Norte de La Verdad (real o metafórica), la brújula de la realidad no funciona y seguimos dando vueltas. Fuera miedo y fuera timidez. Haz limpieza, devuelve lo que no es tuyo, des-suscríbete y bórrate de aquello para lo que no das más y cuenta con todo el apoyo de los dioses para impulsarte en tus planes, a condición de que te emplees en aclararte respecto a cuáles son realmente. Saca de tu corazón y tu mente cosas que ya no son bienvenidas, o sácate tú de donde no eres bienvenida, donde no te necesitan o donde no te quieren. Admite que te saquen.

Usa esta tercera semana del año para reponerte y ganar claridad, para diseñar o actualizar un trazado (recuerda que el miércoles 18 podrás trabajar a pico y pala para acceder a lo más hondo de tu psique porque es el día que el Sol se conjunta con Plutón), usa esta luna nueva en Acuaario del día 21 de enero para plantar esa semilla, porque después va a ir todo muy rápido cuando Urano se ponga directo.

Usa esta semana para ordenar el caos vivido desde diciembre porque el tren coje marcha, mira bien a qué vagón te subes.

El domingo 22 de enero Urano se vuelve directo en Tauro: notaremos un gran cambio en nuestra percepción interna y externa.

Luna nueva a 1º de Acuario:

Hora de Lo Nuevo caido del cielo.

Abran juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *