El sistema solar en danza

Como parte fundamental de la Astrología está la comprensión de la mecánica planetaria. Te propongo en esta entrada un viaje virtual al Espacio para contemplar la fascinante danza del universo. Tomen asiento que empieza el espectáculo. Primero unas nociones de Física: el Sistema Solar gira en torno al centro de la galaxia con una periodicidad de 226 millones de años. Por su parte, tradicionalmente se ha considerado que este movimiento rotatorio de los planetas y demás cuerpos celestes del Sistema era fijo en un plano, entorno a la estrella Sol, que se mantenía en posición estática. Pero en los últimos tiempos, sorprendentes descubrimientos científicos de Mecánica Cuántica desvelan que el Universo conforma un patrón fractal del que nuestra galaxia y Sistema Solar no es ajeno. Más aún, éste se desplaza a un vertiginoso ritmo de aproximadamente unos 220 km/hora mientras va dibujando ondas que se desplazan en su ciclo rotatorio a modo de espiral que avanza en una dirección concreta. La conclusión, por sorprendente que pueda parecer, es que el Sol se mueve en una dirección y arrastra consigo a todos los planetas y cuerpos celestes contenidos en su sistema. Veamos una recreación de este desplazamiento:

Como veis, se trata de un gran baile en el que los planetas y estrellas se expanden por el universo hasta límites fuera de nuestra comprensión. El Hombre, desde antiguo, ha encontrado la forma de expresar con su cuerpo un correlato con el movimiento del Universo. Esta sorprendente analogía existe en danzas ancestrales africanas, y especialmente en la de los giróvagos derviches, quienes reproducen en su danza circular el movimiento de los cuerpos celestes entorno a un eje, el Sol, mediante giros y desplazamientos constantes. He aquí una recreación del giro derviche, una  hipnótica y bella expresión artística de Banafsheh Sayyad, reconocida bailarina y coreógrafa persa radicada en EEUU. Existen muchas muestras de giro derviche tradicional, pero escasísimas protagonizadas por mujeres; he querido aproximaros a esta rareza que, personalmente, me cautiva.

Fascinante correlato entre el movimiento de los cuerpos celestes y su inspiradora versión en danza, extáticas imágenes, parecen de otro mundo ¿verdad? En realidad, pertenecen al mismo, pero a escala. Con esta pequeña aproximación a las analogías entre «lo que está arriba y lo que está abajo» hemos querido plasmar parte de lo que evoca en nosotros la pasión por la Astrología. Girad, uníos al Cosmos, sintonizad con él y abríos a las sincronías que nos ofrece a cada paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *